La Navidad en Florida está llena de lugares únicos, decoraciones extravagantes y ciudades emocionantes. Aunque hayamos vivido celebraciones navideñas en pueblos pequeños, desfiles, desfiles en barco y mucho más, cada año, intentamos encontrar al menos un lugar navideño más extravagante o divertido para añadir a nuestra lista.

Es por eso que hoy te invitamos a conocer estos cinco lugares de Florida para ver una genuina y espectacular fiesta de luces navideñas.

1. San Agustín

Las Noches de Luces de San Agustín son magníficas. Al pasear por las históricas calles donde han transcurrido décadas de historia rodeadas de millones de diminutas luces blancas titilantes, la magia de la antigua ciudad te remueve el alma. Con el puerto y el Puente de los Leones como telón de fondo, San Agustín es un lugar especial en cualquier época del año. Sin embargo, en Navidad, ¡la ciudad es mágica!

La ciudad más antigua de Estados Unidos es un destino fantástico en cualquier época del año, pero lo es aún más en Navidad. Pasear por las históricas calles empedradas de ladrillo, como han hecho miles de personas antes que uno, tiene algo de sobrecogedor. En Navidad se respira un aire romántico único.

Las luces cubren los árboles, el Puente de los Leones y los espacios públicos, hoteles, restaurantes, posadas, edificios frente a la bahía y tejados. Una forma estupenda de vivir la magia de San Agustín durante las Noches de Luces es con una excursión nocturna.

Puedes recorrerla por tierra o por mar, en tranvías, barcos, botes de fiesta y carruajes. Otra forma estupenda de vivir las Noches de Luces es con las exclusivas visitas temáticas de The Tasting Tours, o dar un romántico paseo en carruaje por la ciudad mientras saborean una deliciosa botella de vino cogidos de la mano.

2. Mount Dora

Diríjase al corazón de Florida Central para disfrutar de la Navidad en Mount Dora. A menos de una hora de Orlando, Mount Dora está acurrucado a orillas del lago Dora y es uno de esos pueblos de Florida llenos de hospitalidad a la antigua usanza y centro histórico.

Las calles del centro están repletas de tiendas especializadas y boutiques, y seguro que encontrará ese artículo perfecto que no creía necesitar pero sin el que no puede vivir.

La Navidad en Mount Dora es un paso atrás en el tiempo y nostálgico. Las fiestas navideñas comienzan el fin de semana después de Acción de Gracias, cuando el paseo marítimo del lago Dora se ilumina con el espectáculo Light Up Mount Dora.

El desfile navideño de barcos es un acontecimiento espectacular que no debe perderse. El Desfile de Barcos Iluminados de Mount Dora cuenta con todo tipo y estilo de embarcaciones, todas iluminadas mientras recorren el lago.

3. San Petersburgo

En la costa del Golfo de Florida se encuentra San Petersburgo, un lugar perfecto para visitar en cualquier época del año, pero en Navidad, ¡la ciudad brilla!

El mejor espectáculo de luces de San Petersburgo es Enchant, presentado por el canal Hallmark. Sede de los Tampa Bay Rays, Tropicana Field se transforma en un impresionante despliegue mágico de luces. Te sorprenderá el laberinto de luces navideñas y el árbol de Navidad de 30 metros. Descubre la pista de patinaje sobre hielo y, por el camino, tómate una foto o dos con Papá Noel y deléitate también con un trago y unas golosinas.

Compra regalos de Hallmark y vino en la Casa de Vacaciones de Hallmark Channel. Aquí es también donde puedes dejar tu pasaporte del laberinto para ganar una visita al plató de una película de Hallmark Channel.

4. La playa de Daytona

La reputación de Daytona como la playa más famosa del mundo no se detiene en Navidad. Daytona parece pisar el acelerador a fondo durante las fiestas, y las cosas se ponen definitivamente a toda marcha.

Lo primero es Magic of Lights (Magia de Luces), en el circuito Daytona International Speedway. Imagínese un lento recorrido de 1,5 millas a través de millones de centelleantes luces parpadeantes. El singular túnel de luces le dejará sin aliento.

5. Ormond Beach

A poca distancia de Daytona Beach, en Ormond Beach, es donde la fantasía navideña de pan de jengibre cobra vida. Rose Villa, construido como bed and breakfast en el siglo XIX, es uno de los lugares favoritos para comer tanto de los lugareños como de los visitantes.

Durante la Navidad, esta casa victoriana se transforma en una espectacular casa de pan de jengibre. Deténte a hacerte un selfie delante de Rose Villa y sacie el hambre y la sed con algunos aperitivos de pan de jengibre y cócteles de autor. Para los aspirantes a artistas, Rose Villa ofrece la oportunidad de construir su propia casa de pan de jengibre con familiares y amigos.

 

Yuniet Blanco Salas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here